Los mejores soldadores de estaño

Mejores soldadores de estaño

¿Buscas un nuevo soldador de estaño? Tanto si te dedicas profesionalmente a la electrónica como si la tienes como hobby, estás en el lugar adecuado.

Aprenderás en qué fijarte a la hora de comprar un estañador para elegir con conocimiento entre las muchas opciones o si quieres ahorrar tiempo, decidirte por uno de los que te recomendamos.

Hemos incluido también varias preguntas frecuentes relacionadas con la soldadura blanda además de nuestra selección de los mejores soldadores de estaño y criterios de compra. Siempre es mejor aclarar las dudas que puedan surgir antes incluso de recibir tu nueva herramienta así que esperamos serte de ayuda y que encuentres todo lo que necesitas saber.

Comparativa: mejores soldadores de estaño

Comenzamos echando un vistazo a los mejores soldadores de estaño por si eres de los que quieren ir al grano. Primero una tabla comparativa con datos rápidos de un vistazo y después un pequeño análisis de cada modelo. Si tras esto quieres seguir profundizando, no dudes en consultar la teoría de los criterios de compra y las preguntas frecuentes.

Todos los estañadores que te mostramos son regulables en temperatura (todo lo contrario a lo habitual hace unos años) pues un buen control alarga la vida de la punta del soldador, disminuye el riesgo para los componentes y en definitiva, mejora la soldadura.

Insuperable en calidad/precioGran reputaciónCentrado en desoldarEl kit más completoEl más vendido
Potencia80 W40 W60 W60 W60 W
Rango de temperaturas250 – 480 °C100 – 440 °C180 – 480 °C200 – 450 °C220 – 480 °C
Sensor real de temperatura✔️✔️
Pantalla LCD✔️✔️
AccesoriosSoldador + soporteSolo soldador13 piezas24 piezas17 piezas
Dimensiones29,2 x 6 x 4,8 cm34 x 9 x 5 cm25,8 x 15 x 5,2 cm27,8 x 16 x 5,8 cm26,8 x 14,2 x 5 cm
Peso260 g200 g640 g (todo el kit)850 g (todo el kit)720 g (todo el kit)

5. Preciva – El kit más vendido (17 piezas)

Comenzamos por el kit de estañador más vendido en Amazon y lo cierto es que no nos sorprende ya que ofrece un total de 17 piezas por poco precio. Preciva es conocida por este tipo de herramientas a bajo precio, pero con calidad aceptable por lo que los compradores ya saben lo que adquieren.

El soldador es regulable entre 220 y 480 ºC y alcanza la temperatura fijada en unos 30 segundos gracias a sus 60 W de potencia. Incorpora 3 LEDs que iluminan el punto en que estás soldando que nos parece un detalle muy útil para evitar sombras y ver bien lo que se está haciendo. El regulador es de ruleta y no tiene realimentación de un sensor real, pero por este precio no se puede pedir mucho más. Un botón de ON/OFF hace que no tengas que desenchufar para apagarlo.

El kit incluye un multímetro que mide hasta 750 V en alterna (que puede que necesites o no), pero también bomba de succión, 5 puntas de distintas formas, hilo de estaño sin plomo (50 g), un soporte, pinzas, pelacables, 2 cables usados en electrónica y una cómoda bolsa de transporte.

Ventajas

  • Calentamiento rápido en 30 segundos (60 W de potencia).
  • Iluminación integrada mediante 3 LEDs.
  • 17 piezas que aseguran que tengas todo lo necesario para trabajos en los que se suele soldar con estaño.
  • 5 puntas de distintas formas para cambiar según aplicación.

Desventajas

  • Sin pantalla LCD.
  • El regulador no tiene sensor de temperatura, solo potenciómetro.

4. WowGo – Un enorme kit de 24 piezas

7% de Descuento por tiempo Limitado

Otro kit muy centrado en la electrónica de la mano de WowGo, en este caso de 24 piezas e incluyendo accesorios que no tenía el anterior como un destornillador buscapolos. El soldador como tal es de 60 W con regulador entre 200 y 450 ºC, que aunque se limita a tener un potenciómetro sin sensor de temperatura, no está mal por el precio.

Se incluyen 12 g de estaño con 1 mm de diámetro que funde a 183 ºC por lo que se trata de una aleación Sn63 / Pb37 que al incluir aún plomo es más raro encontrar. Nos gusta especialmente el soporte que incluye ya que es muy complicado que el soldador se caiga, a diferencia de los más estrechos como el del kit anterior. También incluye 5 puntas intercambiables con las siguientes referencias: 900M-TB, 900M-T-2.4D, 900M-TK, 900M-T-3C y 900M-TI.

La bomba de desoldar se acciona mediante un cómo botón que hace posible la succión con una sola mano. Por supuesto, este kit tiene cierto carácter eléctrico como adelantaba el buscapolos así que el multímetro y la pulsera antiestática no podían faltar. Todo esto se guarda en una bolsa de transporte que se incluye también.

Ventajas

  • El kit más grande con un total de 24 piezas.
  • Soporte muy estable con forma de cono que hace casi imposible que el soldador se caiga.
  • Buscapolos y pulsera antiestática que no vemos en otros kits.
  • 5 puntas intercambiables.
  • Genial para principantes ya que tiene de todo con una calidad aceptable por un bajo precio.

Desventajas

  • No tiene pantalla.
  • El regulador no se realimenta con un sensor de temperatura real.

3. Fuyit – Con LCD y accesorios para desoldar

En este caso, el soldador de Fuyit de 60 W ya incluye pantalla LCD para seleccionar de forma de precisa la temperatura en intervalos de 5 grados. Es regulable entre 180 y 480 ºC y aunque no cuenta con un sensor de temperatura real como los anteriores, al menos no se suma al error de seleccionar el valor con una ruleta.

Es un kit que presta más atención a cuando toca desoldar ya que además de la bomba de succión que veíamos en los anteriores, incluye metro y medio de alambre desoldador. También incluye 5 puntas intercambiables y el soporte para el cautín es como el del anterior, muy estable y sin peligro de caída.

También incluye una bolsa de transporte como en los anteriores y un rollo de 100 g de hilo de estaño de 8 mm de los que ya incorporan flux (mira las preguntas frecuentes para ver por qué es útil). A diferencia del que veíamos en el kit anterior, este cumple la normativa RoHS y es sin plomo con una composición de Sn99 / Ag0,3 / Cu 0,7.

Ventajas

  • Pantalla LCD para seleccionar la temperatura con más precisión.
  • Incluye estaño sin plomo e hilo desoldador.
  • 5 puntas intercambiables.
  • Soporte muy estable.

Desventajas

  • Regulador de temperatura sin sensor.

2. JBC SL2020 – Gran reputación y sensor de temperatura real

El JBC SL2020 se puede considerar un soldador de estaño profesional por el gran reconocimiento que tiene la marca en el sector. Es el primero que vemos que cuenta con realimentación en el controlador de temperatura, es decir, recibe información en tiempo real desde la punta. Esto lo hace mucho más preciso que los que simplemente incluyen un potenciómetro y no tienen en cuenta que según el entorno, la punta puede enfriarse más rápido y alejarse del valor seleccioando.

En este caso no se trata de un kit y se trata del soldador más caro de la comparativa, pero todos los usuarios coinciden en que se trata de una herramienta para toda la vida. Tiene 40 W de potencia y puede regularse entre 100 y 440 ºC. La punta que trae es una R-10D, pero es compatible con todas estas, muy duraderas.

Si no lo compras en Amazon como te enlazamos, asegúrate de que sea el modelo 2020200, que es el apropiado para redes de 230 V.

Ventajas

  • Regulación con sensor de temperatura real.
  • Calentamineto rápido incluso con algo menos potencia que el resto (300 ºC en 40 segundos).
  • JBC tiene gran reputación entre los profesionales, un soldador para toda la vida.

Desventajas

  • Siendo el más caro del ranking podría traer más puntas o tener pantalla.

1. Lylin – Con LCD y controlador PID de temperatura

Y llegamos al que es el mejor soldador de estaño sin duda alguna. Manteniendo un precio bajo es capaz de ofrecer una regulación de temperatura muy precisa: primero al seleccionarla mediante su LCD grado a grado y después al contar con un controlador PID (Proporcional-Integral-Derivada) que recibe información directamente del sensor de la punta.

Este soldador de Lylin cuenta con 65 W de potencia que le permiten calentarse muy rápido mediante sus calentadores PTC de cuatro núcleos. A esto se suman 6 orificios de disipación que evitan que el calor suba hacia el mango, donde está la electrónica del soldador además de tu mano. El rango de temperaturas va entre 250 y 480 °C e incluye 5 puntas de distintas formas: 900M-T-I, 900M-T-B, 900M-T-2,4D, 900M-T-3C, 900M-T-K.

Incluye funciones que no veíamos en los modelos anteriores como la memoria de hasta 9 temperaturas para que no tengas que fijarla de uno en uno cada vez que sueldes. También el modo de espera que se activa tras 10 minutos sin soldar reduciendo la temperatura o el apagado automático tras 20 minutos. Por si te lo preguntabas, sabe si estás soldando o no mediante un sensor de movimiento así que sale del modo de espera en cuanto lo mueves.

Ventajas

  • Relación calidad/precio insuperable.
  • Controlador PID con realimentación de sensor de temperatura real.
  • Selector mediante pantalla LCD que permite ajustar grado a grado.
  • Memoria de hasta 9 temperaturas para que no tengas que fijarla cada vez.
  • Modo de espera (10 min) y apagado automático (20 min).

Desventajas

  • La ficha de Amazon tiene algunos errores.

Preguntas frecuentes sobre estañadores

Hemos intentado recopilar varias preguntas frecuentes que pueden interesar a quienes buscan comprar un estañador. Esperamos que te sean muy útiles y sirvan para profundizar ya que seguiremos actualizando y ampliándolas.

¿Cómo soldar con estaño?

Es muy probable que ya sepas soldar con estaño, pero no está de más recordar algunos consejos que sirvan para hacer mejor la soldadura.

  • Ajusta la temperatura según tu hilo: Más abajo puedes ver que las distintas aleaciones de estaño tienen temperaturas de fusión diferentes. Trabajar con la mínima temperatura posible siempre es recomendable para evitar un posible daño a otros componentes o reducir la degradación de la punta del soldador. Las aleaciones sin plomo requieren más temperatura, pero intenta no alejarte mucho de la necesaria. No debería ser un problema si tu soldador tiene regulador de temperatura, como todos los que te recomendamos arriba. Si ya tenías uno que no se regula, la potencia determinará hasta dónde puede llegar y cómo de rápido (puedes verlo abajo en los criterios de compra).
  • Estaña antes de soldar: Sobre todo cuando unes cables, es muy recomendable poner un poco de estaño a cada parte por separado para que al juntarlas tengas que aportar poco material más. Es una cuestión de comodidad más que nada ya que facilita el reparto del estaño cuando se funde. Normalmente se extiende por capilaridad, pero esto lo facilita.
  • Aumenta la superficie de contacto: Si inclinas el soldador, tendrás más superficie de punta disponible para hacer contacto con las piezas. Esto acelera la transmisión de calor y fundirá más rápido.
  • No soples: Algunos impacientes soplan para enfriar el estaño más rápido, pero esto solo fragiliza la unión y la deteriora. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y te quedará brillante (solo si el hilo es de mezcla eutéctica como verás más abajo).
  • Mantén la punta limpia: Más abajo puedes ver varias formas de limpiar la punta del soldador. Es esencial para evitar impurezas en la unión y para que la transmisión de calor sea buena.
  • Las terceras manos son tus amigas: Sujetar bien las partes a soldar o incluso una lupa para ver mejor si trabajas sobre una placa te hace ganar en comodidad y seguridad evitando quemaduras. Las terceras manos resuelven eso mediante uno o varios brazos retráctiles con pinzas en sus extremos. Se sujetan a la mesa o a otras partes y al final del artículo tienes una buena recomendación.

¿Qué tipo de estaño es mejor?

Aunque siempre se habla de hilo de estaño «a secas», la realidad es que la diferencia la marcan los otros metales con los que está aleado y la proporción de estos en la mezcla. Siempre se buscan unas proporciones próximas al punto eutéctico ya que este da una temperatura de fusión mucho menor que cada metal por separado.

Siempre se ha dicho que una soldadura bien hecha debe brillar, pero esto solo ocurre si tu hilo es de composición eutéctica.

La mayoría de hilos de estaño sin plomo no brillan porque no son eutécticos, pero no quiere decir que lo hayas hecho mal.

Diagrama de fases Estaño - Plomo
Diagrama de fases Estaño – Plomo

En el popular hilo con 60% de estaño y 40% de plomo, se tiene una temperatura de fusión de 183 a 191 °C. Es un rango ya que se encuentra muy próximo a la eutéctica, pero no llega a serlo. Esta correspondería a Sn63 / Pb37 y fundiría exactamente a 183 °C como se ve en el diagrama de fases adjunto.

La directiva europea RoHS se ha marcado como objetivo la eliminación del plomo de los procesos industriales y de nuestras vidas en general por ser un metal neurotóxico difícil de eliminar por el organismo. Se puede inhalar y absorber por el sistema respiratorio así que ese aparente inofensivo humillo de tu viejo estaño, no lo es tanto. Esto afecta a la soldadura blanda utilizada en electrónica, pero también al automovilismo por ejemplo, donde se usaba para rellenar superficies antes de la expansión de los materiales compuestos.

El mejor hilo de estaño será aquel con un punto de fusión más bajo ya que al evitar altas temperaturas, también reducimos el riesgo de dañar componentes cercanos. Por eso, saber a qué temperatura funde tu hilo en concreto y contar con un soldador con regulador de temperatura es muy útil.

En esta tabla te mostramos algunas aleaciones populares en electrónica, sus puntos de fusión y si es mezcla eutéctica. Busca evitar el plomo por tu seguridad y que funda a la menor temperatura posible (que será un rango si no es eutéctica).

Composición de la aleación (% en peso)Punto o rango de fusión °C¿Soldadura eutéctica?
Sn63 / Pb37183✔️
Sn62 / Pb36 / Ag2179✔️
Sn96,5 / Ag3,5221✔️
Sn96,5 / Ag3 / Cu0,5217 – 220
Sn95,5 / Ag4 / Cu0,5217 – 220
Sn99,3 / Cu 0,7 / NiO0,06 / Ge0,005227✔️
Sn99,3 / Cu 0,7 / Ag0,3217 – 228

¿Cómo usar flux para soldar?

El flux es un producto químico que actúa como fundente facilitando y mejorando la calidad de la soldadura. Está disponible en gel, líquido e incluso ya contenido en los filamentos de estaño. Entre sus cualidades están:

  • Facilita la transferencia de calor a las superficies a soldar pudiendo trabajar a temperaturas más bajas reduciendo el riesgo de dañar algo.
  • Minimiza la tensión superficial de la soldadura mientras está líquida.
  • Previene la oxidación de las superficies involucradas.

El uso del flux no tiene gran cosa, tan solo extíendelo sobre la superficie a soldar y procede con normalidad. Es especialmente útil a la hora de desoldar ya que reduce el tiempo que tienes que aplicar calor y evita que dañes los componentes. Si queda algún resto de fundente, puedes limpiarlo con alcohol para evitar que se vuelva líquido con el calor durante el funcionamiento y gotee. No es conductor así que no provocará un corto.

Los filamentos de estaño con flux incorporado te ahorran tiempo evitando que tengas que estar soltando el estañador para echar flux así que deberías echarles un vistazo. Este es una buena opción y está disponible en varios pesos y grosores:

¿Cómo limpiar la punta de soldador?

Cada uno tiene sus truquitos para limpiar la punta del estañador, pero te dejamos las formas más comunes de hacerlo:

  • Esponja húmeda: Quizás sea el método más común y el que viene integrado en más soportes para soldador. La esponja elimina los restos superficiales de estaño mediante un choque térmico. Es importante la cantidad de agua que echas a la esponja pues si está secá la quemarás y si tiene demasiado agua (tipo charco), no le sentará bien a la punta del soldador. Si tienes agua destilada para que no deje restos, mucho mejor.
  • Obillos de aluminio: Similares a un «nanas» de los que se pueden encontrar en la cocina, sirven para soltar los fragmentos que se hayan quedado pegados. Ten cuidado con posibles salpicadura o de no rallar la punta.
  • Limpiador de puntas: Esta pasta abrasiva se utiliza cuando la punta ya sufre de oxidación y está ennegrecida haciendo que el estaño no se adhiera como debe. Se trata de un método agresivo por lo que no es algo para todos los días. También se suele llamar activador de puntas y se debe utilizar a unos 300 °C.

A modo de protección de la punta frente a la corrosión, también es buena práctica dejar la punta estañada cuando no vayas a utilizar el cautín. Te dejamos aquí buenas opciones de cada uno de los anteriores para que no tengas que buscar.

Criterios para comprar un soldador de estaño

Si has bajado hasta aquí es porque quieres saber más acerca de cómo elegir tu próximo estañador y en qué fijarte para hacerlo. También puede ser que simplemente tengas curiosidad y quieras saber más de la teoría tras la práctica. ¡Veamos los criterios!

Potencia

La potencia determina el tiempo que tarda el soldador en alcanzar la temperatura deseada y su capacidad para mantenerla mientras se suelda. Es decir, la rapidez con que compensa la pérdida de energía y por tanto de temperatura, que se produce en la punta del estañador al soldar.

Caída de temperatura en soldador de estaño

Si haces varias soldaduras seguidas y el soldador tiene poca potencia, tras 2 o 3, el déficit de temperatura acumulado evitará fundir el estaño y tendrás que darle un tiempo para que se «recupere». La gráfica adjunta es una buena representación creada por el reputado fabricante JBC en que se compara con otras marcas. Se observa la pérdida tras cada soldadura y la posterior recuperación.

La potencia se emplea en mantener la temperatura, sin más. Si sueldas componentes pequeños que no tengan un montón de vías en la placa que «roben» el calor, con poca potencia (alrededor de 20 – 25 W) suele ser suficiente, pero no lo será en cables gruesos o componentes de gran superficie en los que la disipación es elevada.

Para manitas poco experimentados, se recomienda elegir la potencia dependiendo del uso que le vayas a dar para no dañar los componentes por calor excesivo. Esto no es realmente un problema si esperas a que alcance la temperatura, la punta está en buen estado (conduciendo bien el calor) y haces contacto durante el tiempo justo y necesario. En soldadores con regulador hay incluso menos riesgo así que no te quedes corto y termines haciendo una soldadura fría.

La potencia no funde componentes, pero alguien que se pasa de tiempo sí.

La potencia se emplea en mantener la temperatura y perder la menos posible al ceder calor al estaño y componentes.

Formato del soldador

Soldador de estaño tipo pistola

Un soldador de estaño para electrónica es mucho más pequeño que uno que pueda utilizarse para baterías o cables de gran sección. Los primeros tienen forma de lápiz como ya has visto y una punta mucho más fina y precisa. También suelen tener menos potencia, pero no te dejes engañar por su tamaño, muchos podrían vencer a uno grande.

Al margen de la forma, su fuente de energía también puede cambiar ya que además de eléctricos, los hay de gas. Sin embargo, estos requieren más mantenimiento y tienen cierto riesgo así que preferimos los eléctricos.

Los modelos eléctricos también puedes encontrarlos alimentados por baterías en caso de que tener un enchufe cerca sea un problema. De todas formas, el cable te evitará estar pendiente de que se agote la batería permitiendo centrate más en el trabajo.

Puntas

-13% HOY

La mayoría de estañadores de precisión cuentan con un sistema de puntas intercambiables que permite reemplazarlas cuando sufren el desgaste propio del uso y no rinden como deberían. Que ese momento llegue antes o después dependerá de lo que la cuides y el mantenimiento que le hagas, por supuesto.

Este tipo de puntas están fabricadas en base de cobre con un recubrimiento de hierro y níquel muy fino (de 100 a 600 micras de espesor) junto a un baño de estaño. La deposición de estas capas se hace mediante baños electrolíticos y desde que se trata de eliminar el plomo de los hilos de estaño, el recubrimiento de hierro y níquel ha ganado importancia para resistir temperaturas más altas.

Una punta en mal estado no conduce bien el calor hacia la pieza (ya sabes cómo mantenerla de las preguntas frecuentes), pero también es importante elegir la forma adecuada ya que las hay cónicas, planas, de hoja, con bisel, de arrastre… Algunos soldadores traen varias puntas distintas para probar, pero recuerda que esta es una de las partes más importantes del soldador si compras alguna.

Regulador de temperatura

Antes comentábamos que un regulador de temperatura reduce el riesgo de quemar un componente. Tradicionalmente, se han comprado estañadores de poca potencia para electrónica con el fin de que no fueran capaces de calentarse en exceso y perdieran temperatura al hacer contacto.

Soldador de estaño regulable con sensor PID
Soldador de estaño regulable con sensor PID

Los reguladores de temperatura eliminan ese problema siempre que no te pases con el tiempo. Un soldador poco potente simplemente no será capaz de mantener esa temperatura, pero si cuentas con uno que sí, transferirás un calor excesivo a la placa.

Hay dos tipos de reguladores de temperatura:

  • Solo potenciómetro: La ruedilla o pantalla LCD realmente solo actúa sobre una resistencia variable sin ninguna tipo de realimentación que mida la temperatura real por lo que la temperatura auténtica puede ser muy diferente de la que te crees.
  • Con sensor de temperatura real: En este caso sí hay una realimentación gracias a un sensor de temperatura ubicado cerca de la punta que se utilizada como entrada para un controlador PID (Proporcional-Integral-Derivada). Su potenciómetro se ajustará con criterio y no independientemente de las condiciones reales como pasaba con los anteriores. Te recomendamos que te decantes por estos sin duda alguna.

Accesorios

Algunos soldadores de estaño pueden comprarse en kits que pueden incluir varias puntas, soportes, pinzas, bombas de succión y otros accesorios. También pueden comprarse por separado así que no te preocupes si ya tienes un estañador, no necesitas comprar el pack entero.

Algo muy útil son unas manos amigas como estas que actúan a modo de estación de soldadura. Cuando estás soldando varias piezas siempre faltan sujeciones y esto te permite ubicar las piezas con cualquier orientación asegurando un buen contacto a la hora de hacer empalmes o fijar componentes a una placa.

Más soldadores

Utilizamos cookies analíticas que requieren consentimiento. Si continúas navegando, aceptas estar de acuerdo.