Los mejores sopladores de hojas a batería

Mejores sopladores de hojas a batería

Los jardines agradables suelen tener cosas en común y los árboles es una de las imprescindibles. No solo decoran sino que proporcionan sombra y frutos de temporada en algunos casos. Sin embargo, tienen una pega y es la gran cantidad de hojas secas que tiran al suelo. En según qué épocas, retirarlas es una tarea casi diaria difícil de eludir.

Para facilitar esta tarea, nada como los sopladores de hojas a batería. Son los más silenciones y no tendrás cables de por medio ni humos y grandes vibraciones como ocurre con sus hermanos de gasolina y eléctricos con cable.

Con tantos modelos disponibles, filtrar los que merecen la pena puede ser un poco pesado así que hemos querido ayudarte con ello y de paso, mostrarte en qué te tienes que fijar a la hora de comprar un soplador. ¿Te suena el caudal y la velocidad del flujo? ¡Vamos allá!

Comparativa: mejores sopladores a batería

Esta es una de las tablas más útiles que vas a encontrar y no solo porque tenga datos que te ayudan a comparar unos sopladores con otros objetivamente sino porque hemos corregido los errores de las fichas de Amazon e incluso de las webs de los fabricantes. Si por algunos fuera, algunos sopladores moverían más aire que el motor de un avión por fallos de mantener el valor numérico correcto, pero cambiar horas por segundos y similares.

Mayor flujoMayor velocidad sin descuidar el flujoBuen caudal a menor precioMejor autonomíaOpción compacta
Velocidad de aire190 km/h321 km/h145 km/h250 km/h270 km/h
Flujo de aire13,3 m³/min9,3 m³/ min12 m³/min2,7 m³/min2 m³/min
Autonomía
(al máximo)
3 min/Ah (al máximo)6 min/Ah3 min/Ah12 min/Ah9 min/Ah (vel. 1)
5 min/Ah (vel. 2)
Peso4,5 kg6,43 kg3,2 kg4,5 kg1,1 kg
Dimensiones98,1 x 20,4 x 29,8 cm‎50 x 35 x 30 cm96.2 x 21.6 x 28.9 cm49.5 x 19 x 24 cm‎20,8 x 18,9 x 30,6 cm
Baterías 2 x 18 V (en serie)2 ‎x 24 V (en serie)2 x 20 V (en serie)1 x 36 V1 x 18 V
Incluye bateríasOpcionalOpcionalOpcional

5. Bosch Professional GBL 18V-120 – Opción compacta

29% de Descuento por tiempo Limitado

Cuando hablamos de los mejores sopladores no buscamos listar los más caros y grandes sino ofrecer buenas opciones para distintas necesidades. Este modelo de Bosch es un buen ejemplo de ello ya que no puede compararse con el resto por su reducido tamaño, pero eso lo que lo hace perfecto para quien lo quiera para quitar el polvo a las herramientas del taller y no tanto para quitar hojas. Puede hacerlo perfectamente, pero con el bajo flujo de 2 m³/min no moverás muchas a la vez.

Pesa poco más de 1 kg por lo que puede usarse con una sola mano sin esfuerzo y pensando más bien en zonas pavimentadas. En las reseñas otros usuarios comentan que además de para limpiar herramientas como sugeríamos antes, va genial para sacar el serrín de los recovecos de tu zona de bricolaje, ya sea porque suelas trabajar madera en el torno o porque utilices sierras a menudo. Incluye 3 cabezales para facilitar esa tarea, uno de ello muy estrecho para aumentar significativamente la velocidad.

Su autonomía es 5 minutos por cada Ah a velocidad máxima que aumentan hasta 9 si ponemos en la más baja. A lo largo de la comparativa verás que siempre ponemos la autonomía en función de los amperios-hora ya que se puede hablar de baterías de distintas capacidad como explicamos en los criterios más abajo. La batería no está incluida como es habitual para ahorrar si ya tienes baterías de la marca, que son compatibles. Como mucho verás modelos que la incluyen opcionalmente.

Por otro lado, su precio es muy atrayente. De hecho, es el más económico de esta comparativa, por lo que será una buena opción si no necesitas mucho caudal.

Ventajas

  • El más barato y compacto.
  • Incluye 3 cabezales para que modifican la salida de aire para facilitar las tareas de limpieza.
  • Muy ligero pudiendo usarse con una mano.
  • Buena autonomía.

Desventajas

  • Flujo muy reducido.
  • No recomendado para usarse sobre césped.

4. Bosch ALB 36 LI – La mayor autonomía

19% de Descuento por tiempo Limitado

Continuamos con otro soplador de Bosch que sigue siendo discreto en términos de potencia, pero que debe su posición a que aun aumentando el flujo respecto al anterior, ofrece la mejor autonomía de todos con 12 min/Ah. Ese flujo de 2,7 m³/min termina saliendo por una boquilla plana por lo que a pesar de no ser mucho, se distribuye mejor de lo que parece. Verás que en los modelos siguientes crece mucho, pero también baja la autonomía.

La velocidad máxima es de 250 km/h por lo que puede eliminar con relativa facilidad las hojas mojadas del suelo. Si alguna vez has intentado hacer esto, sabrás lo difícil que es. De todas formas, a no ser que necesites mayor autonomía de forma ineludible, mejor mira los modelos siguientes ya que siempre puedes tener baterías de recambio, pero las características son las que son.

Existe una versión algo menos potente y más barata, la Bosch ALB 18 LI que reduce la velocidad a 210 km/h. De todas formas, el mayor problema que tiene esta opción es que pesando algo más de 4 kg, el flujo es poco mayor que en la opción que vimos antes. Los 36 V los obtiene de una sola batería en lugar de poner dos de 18 V en serie como es habitual así que ahorrarás algo en recambios, pero este tipo de baterías solo se ven en otras máquinas grandes como puede ser un cortacésped.

Ventajas

  • La mayor autonomía (principal razón de estar en la lista).
  • Velocidad de aire aceptable.
  • Buen precio si no tienes que comprar la batería.
  • Bien equilibrado para hacer el peso menos perceptible.

Desventajas

  • Flujo muy bajo para el aumento de peso respecto al modelo anterior.

3. WORX WG584E – Mucho flujo a buen precio

Si con los dos modelos anteriores empezabas a echar de menos sopladores que fueran como huracanes en miniatura, no te preocupes que el WORX WG584E lo satisface completamente. Es el segundo modelo con más caudal de aire llegando a 12 m³/min, tan solo por detrás del Makita que verás en primera posición.

Alcanza una velocidad máxima de 145 km/h y cuenta con 3 velocidades para regular el chorro de aire más el turbo, que devora la batería como te podrás imaginar. En esta posición de exigencia máxima para el motor, la autonomía es de tan solo 3 min/Ah. Es cierto que vas a mover muchas hojas a la vez, pero más te vale tener baterías de repuesto o que sean de mucha capacidad.

A pesar de verse tan voluminoso, se trata de un equipo relativamente ligero para todo lo que ofrece pues pesa poco más de 3 kg. Puede comprarse tan solo la máquina con un precio muy atractivo si ya tienes baterías de 20 V de Worx o inclinarse por el pack que incluye cargador y 2 de estas.

Las baterías están en serie para aumentar el voltaje por lo que son necesarias ambas para funcionar como pasa en todos los que vemos hoy que tienen batería dual. Si estuvieran en paralelo podrías poner solo una a costa de algo de autonomía, pero no es el caso así que los recambios tendrás que hacerlos de dos en dos.

Ventajas

  • Buena relación calidad precio.
  • El segundo flujo más alto con 12 m³/min.
  • 3 velocidades y modo turbo.
  • Cubre un gran área al mismo tiempo y puede con cualquier jardín por alto que esté el césped.

Desventajas

  • La autonomía en turbo es de tan solo 3 min por cada Ah. Ten recambios de al menos 4 o 6 Ah.

2. Greenworks Tools 2405307UD – La mayor velocidad de aire

El Greenworks Tools 2405307UD es uno de los sopladores de hojas a batería más completos. Es el modelo con mayor velocidad en la corriente de aire, nada menos que 321 km/h. Gracias a ello no solo enviarás las hojas bien lejos, sino que lo hace ideal para cualquier tipo de terreno haya césped o piedras, nada se va a quedar enganchado.

Su flujo es de 9,3 m³/ min, nada desdeñable teniendo en cuenta las velocidades que alcanza. De hecho, entre ambos valores, se trata del soplador que más energía aporta a la corriente de aire. Sin embargo, no le damos el primer puesto porque ese flujo actúa sobre un área menor que el modelo de Makita que vemos después. Siempre puedes usar el tubo más ancho que se pone al aspirar para soplar aumentando así el área a costa de reducir la velocidad.

Sí, has leído bien. Este modelo en concreto también es aspirador de hojas y por ello trae dos tubos diferentes, siendo el más ancho para aspirar. Por supuesto, incluye una bolsa especialmente diseñada para atrapar las hojas (o lo que sea) dejando salir el aire. Si ya has leído los criterios y sabes cómo se relacionan el flujo y la velocidad, te habrás dado cuenta de que no va a aspirar con la misma fuerza con la que sopla al hacerlo sobre un área mayor, reduciendo la velocidad (ahora en sentido contrario) de cada punto del flujo.

Respecto a autonomía, hablamos de 6 min/Ah, nada mal si vemos lo que ofrecen otros sopladores similares como el de Worx o el de Makita. No tiene sentido compararlo con el par de modelos de Bosch porque no juegan en la misma liga. Aquellos tenían propósitos muy concretos y por ello están en la lista. Lleva dos baterías de 24 V conectadas en serie para dar esos 48 V que juegan un importante papel en su desempeño.

En definitiva, este equipo es una de las mejores opciones de compra. Sin embargo, una de sus principales puntos débiles es su peso, de más de 6 kilogramos. Esto lo convierte en el soplador de hojas a batería más pesado de la comparativa. Con todo, es comprensible que no sea ligero teniendo en cuenta su doble función y las baterías.

Ventajas

  • También es aspirador por lo que trae otro tubo y una bolsa para ello.
  • La mayor velocidad de todos los modelos.
  • Autonomía aceptable.
  • El cargador alimenta las dos baterías al mismo tiempo.

Desventajas

  • El más pesado de la comparativa con sus más de 6 kg.

1. Makita DUB362Z – El mayor flujo

Cuando hablamos de Makita sabemos que hablamos de herramientas de calidad y que la fama de la marca no es en vano. El Makita DUB362Z no es una excepción y contar con el mayor flujo de aire (13,3 m³/min) ya es una buena carta de presentación. Además, su tobera es telescópica y tiene 3 posiciones que determinan la inclinación que tendrá el chorro ya que tendrás que tumbarla más o menos para no pegar en el suelo. Cuanto más inclinado, menos se levantan las hojas y más lejos van.

Es cierto que no es uno de los equipos más económicos, pero es una buena máquina que durará muchos años así que merece la pena completamente. El motor brushless te libra de los problemas que implican las escobillas por lo que es más eficiente y sufrirá menos durante el uso.

Aunque la autonomía sea de solo 3 min/Ah, eso es al máximo por lo que contar con 6 velocidades fácilmente regulables te dará tiempo extra cuando no necesites que el soplador dé todo de sí. Bajo el mango tienes un indicador de carga para cada una de sus dos baterías de 18 V conectadas en serie para lograr los 36 V a los que trabaja. Makita ha empezado a incluir esto en todas sus herramientas a batería para controlar cómo vas de carga sin tener que parar.

Alcanza una velocidad de 190 km/h que no es para nada despreciable teniendo en cuenta lo grande que es la salida de la corriente y que un mismo caudal depende del área y de la velocidad como te explicamos abajo. Siendo el soplador con mayor flujo, si redujeras la sección de salida podrías alcanzar sin problemas los 400 km/h, pero no cubrirías tanta superficie aunque mandarías las hojas muy lejos.

Pesa 4,5 kg y según las baterías que le pongas (que recomendamos sean de bastante capacidad), puedes llegar a meterte en los 6 kg. Como la mayoría de herramientas de Makita, no incluye las baterías porque entienden que sería un gasto innecesario si ya tienes otras herramientas de la marca. Con las herramientas a batería, una vez eliges una familia no se suele salir de ella por esta razón.

Ventajas

  • El flujo más alto de todos con 13,3 m³/min.
  • Aunque no es el más barato, merece la pena y tendrás máquina para muchos años.
  • Motor brushless más eficiente y duradero.
  • Tobera telescópica con 3 posiciones.
  • Regulador de 6 velocidades para alargar autonomía.
  • Incluye correo para colgar del hombro y que no trabaje solo tu muñeca.

Desventajas

  • La autonomía en la velocidad más alta es de solo 3 min/Ah, pero en la línea de otras ofreciendo más en este caso.

Criterios para comprar un soplador de hojas inalámbrico

Los sopladores de hojas a batería facilitan la limpieza del patio o jardín y los modelos más pequeños se utilizan incluso para limpiar herramientas quitándoles el polvo. Sin embargo, antes de adquirir uno, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta.

En este caso, los dos factores principales son pura física por lo que comenzamos por la diferencia entre velocidad y flujo de aire para seguir con otros factores como la autonomía, que no debemos dejar de lado cuando hablamos de herramientas a batería.

Velocidad del aire

Por velocidad nos referimos a la que tiene el aire en el momento en que es empujado fuera del soplador. Es una velocidad como otra cualquiera, pero según el fabricante la verás en metros por segundo (m/s) o kilómetros por hora (km/h). Aunque lo correcto sería utilizar lo primero por estar en unidades del Sistema Internacional, hemos puesto todas en km/h para que el usuario tenga más fácil hacerse a la idea, aunque solo sea de ver el velocímetro del coche.

Dependiendo de cuánto acerques el extremo del tubo a las hojas, les llegará más o menos de esa velocidad inicial que indica el soplador, pero vamos a suponer que lo sujetas a una distancia media que no cambia. Por lo tanto, cuanto más rápido salga el aire, más fuerte empujará las cosas: las hojas, el polvo, la basura…No es lo mismo despejar una superficie pavimentada que hacerlo sobre césped, donde pueden engancharse las hojas.

Si recuerdas del instituto la ecuación de la energía cinética, verás que dependía de la velocidad y de la masa por lo que aquí tienes a una de las protagonistas de aumentarla. Además, la velocidad aparece elevada al cuadrado por lo que un aumento de este valor sería más significativo.

Al golpear con una mayor energía cinética, podrás mover objetos más grandes (no solo hojas) o enviarlos más lejos si comparamos dos de la misma masa y superficie de contacto. Tan solo tienes que pensar en lo que ocurre con el viento durante una tormenta para hacerte a la idea. Ahora bien, piensa en una ráfaga de aire a 200 km/h saliendo de una pajita contra una piedra. Aun con esa velocidad, no la moverá y eso nos lleva al siguiente punto: el flujo.

¿Qué es el flujo de aire en los sopladores de hojas?

El flujo es el volumen de aire por unidad de tiempo que expulsa el soplador. Representa la otra magnitud que influye en la energía cinética de la que hablábamos antes ya un volumen siempre lleva asociada una masa, incluso si la densidad del aire es baja.

Cuando leemos que un soplador proyecta 9 m³/min nos están indicando que en un minuto mueve 9 metros cúbicos de aire o 9000 litros, que quizás sea más fácil de hacerse a la idea. La densidad del aire a una temperatura media de 25 ºC es de aproximadamente 1,2 kg/m³ por lo que ese soplador estaría empujando algo más de 10 kilogramos por minuto.

Se entiende mejor si pensamos en una moto que choca a 100 km/h contra un muro. Este prácticamente ni se inmutará aunque la moto no vaya a salir bien parada. Ahora piensa en un camión a la misma velocidad y cómo seguramente derrumbe esa misma pared en el impacto. Ahí está la influencia de la masa en la energía cinética.

El flujo tiene otra implicación y es que si comparamos dos sopladores con la misma velocidad, el que tenga mayor flujo necesitará un mayor área de salida ya que Flujo = Velocidad x Área. Esto se traduce en que actuará sobre más hojas al mismo tiempo actuando sobre todas ellas con la misma velocidad y flujo correspondiente a la superficie de contacto de cada hoja.

Por lo anterior, una forma de acelerar el chorro es reducir el área por la que sale un mismo flujo, pero claro, estará más concentrada y actuará sobre una menor superficie. La hoja a la que le pegues irá más lejos, pero sin reducir el área podrías empujar más a la vez.

Al final todo es cuestión de encontrar un equilibrio, pero el resumen a la hora de comprar un soplador de hojas es es que cuanta más velocidad y flujo, mejor.

Autonomía

La autonomía de los sopladores está condicionada por dos factores. El primero es la potencia a la que operan puesto que cuanto mayor sea la energía del chorro de aire, dependiente de la velocidad y el flujo como hemos visto, mayor será su consumo. Esto se debe principalmente a que el motor tendrá que ser más grande y agotará antes una misma batería que si la pones en otro soplador menos potente.

Si las hojas no están mojadas pegándose al suelo o si la suciedad no es muy difícil, la mayoría de modelos dejan regular la potencia para ahorrar energía. La capacidad de la batería es el otro factor del que hablábamos y se mide en Ah o lo que es lo mismo, tardar una hora en descargarse con una salida de un amperio. Si la herramienta demanda 2 A, esa misma batería durará media hora y así sucesivamente. El consumo nunca es uniforme de todas maneras.

Los fabricantes suelen vender distintas capacidades de baterías que encajan en el mismo zócalo a costa de ser más gruesas. Con esto también se incrementa el peso por lo que es algo a valorar. No dedicamos a esto un apartado porque no es algo inamovible sino que depende del usuario. Muchos sopladores no las incluyen por si ya tienes baterías de otras herramientas de la misma marca y eso que te ahorras. Si las incluyen, suelen ser estándar y casi siempre podrás comprar otras más grandes.

Peso

Parece algo evidente, pero piensa que un soplador de hojas no es como un cortacésped, vas a tener que cargar con él y si pesa mucho, te fatigarás antes de que se le acabe la batería. Es cierto que algunos modelos que también aspiran tienen un par de rueditas en el extremo del tubo, pero eso no te librará del todo y tampoco te conviene cargarlas mucho.

Y hasta aquí qué debes tener en cuenta cuando hablamos de sopladores de hojas y en concreto, los de batería. Esperamos haberte ayudado y que si has llegado leyendo hasta aquí, hayas descubierto que hay más ciencia de la que parece en esta máquina.

Utilizamos cookies analíticas que requieren consentimiento. Si continúas navegando, aceptas estar de acuerdo.